Tercer Encuentro de la Escuela Comunitaria del Sur “Compartir de Saberes” en el Territorio Indigena de Boruca

 

Elaborado por David Maroto, Denis Segura
Fotografía Denis Segura

 

 

La Escuela Comunitaria del Sur “Compartir de Saberes”, mantuvo su cuarto encuentro en el territorio indígena de Boruca durante  el sábado 29 y domingo 30 de junio del presente año. Participaron compañeros y compañeras de la red de organizaciones de las comunidades de Salitre, Terraba, San Antonio, Yimba Caj y Palmar Sur.

Desde la práctica del compartir – diálogo y reafirmación de saberes, en este espacio se han abordado temáticas acerca del giro agroecológico mediante la facilitación de talleres participativos en prácticas agroforestales y de agricultura orgánica, la revitalización de prácticas económicas indígenas ancestrales y tradicionales, como el trabajo colaborativo en juntas agrícolas, prácticas de trueque de bienes artesanales, agrícolas y domésticos, la conservación y reproducción de la semilla criollas, entre otras reflexiones en temáticas del cambio climático, economías solidarias y organización social. El desarrollo de las temáticas se facilitó mediante actividades de taller, recorridos participativos, diálogos colectivos, la generación de propuestas - acuerdos -  consensos de parte de las y los participantes; técnicas que aportan al encuentro multicultural.

El sábado 29 – junio en la apertura del cuarto encuentro cada persona compartió su aporte a la olla común, al altar de semillas o a la mesa de trueque, al presentar su aporte solidario, simbólico o de intercambio, la persona se presenta a sí misma y dirige unas palabras de reflexión al grupo, con el objetivo de  fortalecer los vínculos comunitarios, la solidaridad, la confianza y la proximidad entre los y las integrantes del espacio. De seguido se generaron los acuerdos acerca de la sesión de trabajo colectivo, comenzando por momento de compartir de saberes, cada quien de acuerdo a su elección, comparte experiencias, saberes, conocimientos y memorias acerca de prácticas económicas  tradicionales indígenas y su vinculación con los procesos de organización y gestión de la economías solidaria que fomenta las organizaciones, espacios y personas de la red.

En mención de un ejemplo acerca de este proceso  de enseñanza –aprendizaje colectivo, el compañero Juan Rivera de Terraba compartió acerca del tratamiento de los  recursos del bosque en la elaboración de artesanías de uso doméstico, en la elaboración de medicinas naturales y del procesamiento de tinturas naturales en base a bejucos y semillas, pero principalmente acerca de la conservación y protección del bosque como una entidad viva y autosustentable, entre otros muchos aportes de compañeras y compañeros que facilitaron diálogos grupales en  temáticas de recuperación forestal, elaboración de artesanías de uso doméstico, la identificación – usos y tratamientos de las distintas semillas de intercambio, la recuperación de memorias de saberes y prácticas tradicionales de las economías en los tiempos de sus abuelos y finalmente la identificación de líneas orientadoras para el desarrollo de emprendimientos colectivos de economía solidaria. Éste compañero a la vez contribuyó con un canasto tradicional en base a un bejuco de montaña con el propósito de almacenar los bienes artesanales domésticos y utensilios a utilizar durante los espacios de alimentación y refrigerios, como huacales, vasos de bambú, cucharas, entre otros, que en sí representan una motivación de cultural  y ecológica de recuperación de las prácticas tradicionales indígenas de la vivencia cotidiana.

La Escuela Comunitaria en esta ocasión dispuso de un espacio para niños y niñas, contando con la participación de la Tropa 322 – Boruca  de Guías y Scouts de Costa Rica, quienes realizaron un recorrido educativo a un taller artesanal de máscaras y una pequeña finca donde se desarrolla una amplia variedad de cultivos agrícolas y medicinales, este recorrido educativo estaba pedagógicamente mediado por un pequeño taller de grabación audiovisual, en donde el grupo de niñas y niños documentarían el recorrido con sus propias tomas, de modo que pueda existir una devolución documental de su experiencia en la escuela comunitaria desde su punto de vista tras el lente de la cámara. Este grupo de niños y niñas además asistieron a rendir una presentación y un saludo al espacio de la Escuela Comunitaria, donde interactuaron acerca de la importancia del involucramiento de la niñez y la juventud en los procesos de gestión comunitaria, realizaron un aporte importante a la olla común y a la reflexión acerca de prácticas de cuido de la naturaleza y la recuperación de saberes – prácticas ecológicas de la tradición indígena.

En horas de la tarde llegó el turno para el grupo de estudiantes del INA (Técnico Especializado de Agricultura Orgánica), quienes facilitaron un taller teórico-práctica para la elaboración de un producto agroecológico denominado “sustrato fermentado”, el cual consiste en una mezcla de diferentes productos orgánicos que implica una meticulosa preparación y que se prolonga por 2 meses, con el resultado final de un poderoso abono orgánico, rico en microorganismos benéficos para el mejoramiento sistémico. Este producto fue realizado con la participación y colaboración de las personas asistentes y como resultado la elaboración unos 10 sacos de este abono especial para uso de  manera solidaria en distintos procesos de la escuela y por la propia comunidad de Boruca. En este taller las personas colaboraron de forma activa en la recolección de los recursos y en la elaboración del abono.

El día domingo 30 – junio  se realizó un recorrido educativo por el pueblo hacia la finca del compañero de ASOBRUNCA Santos Mora, en el recorrido visitamos el “árbol de la bruja” que trata de una ceiba de más de un siglo de crecimiento y que representa un sitio significativo de la identidad cultural del pueblo boruca. En este recorrido realizamos reflexiones acerca de la importancia de la recuperación forestal de especies nativas, en la conversación las personas identificaron especies como: Guachipelin, Zapatero, Amarillón, Tristón, Espabel, Carbonero, Cedro, Guayacan, Ronron, Balso, Ojoche y el Abill; entre especies frutales se identificaron: Manzana, Aguacatillo, Almendro, Caimito, Guayaba, Granadilla, Carambola y el Marañón. En estas actividades se acordó implementar acciones de reforestación en cada recorrido de estos y se asumió por parte del colectivo hacer de esto una práctica de la escuela comunitaria en cada comunidad que se visite, se resaltó la importancia de que estos árboles introducidos en las fincas sean “criollos” y que llamen a la fauna de la zona de regreso a los bosques, algunos de los mencionados son el aguacate, el caimito, el almendro, las guanábanas, entre otros. Entre otras de las actividades el compañero Jorge Navas de Terraba facilitó una actividad de siembra de un árbol de aguacatillo en forma de motivación para emprender estos procesos de recuperación forestal, además el compañero Paolo Nájera facilitó un conversatorio participativo acerca de la conservación y reproducción de las semillas criollas, así como de los encadenamientos organizativos en la creación de bancos de semillas y de redes de intercambio – reproducción de las semillas criollas.

Hacia el cierre de este cuarto encuentro de la Escuela Comunitaria agradecimos en colectivo el compromiso de las compañeras y compañeros que colaboraron con todas las acciones de logística y de trabajo operativo, es importante así  recalcar el compromiso y el apoyo de las personas y organizaciones que participan de este proceso, tanto desde el ámbito de la participación e integración, del apoyo mutuo y colaborativo. Algunos ámbitos de acción por profundizar consisten en el involucramiento de la niñez y la juventud, los derechos de la población en adultez mayor, temas varios en el campo de la legislación nacional, derecho indígena  y en particular en el campo de las economías solidarias y obligaciones fiscales, entre otra gran diversidad de temas que apuntan a la consolidación de espacios democráticos, participativos, inclusivos e integrales el área de las temáticas de trabajo y de acción social que tratamos en este espacio.

Este encuentro de la Escuela Comunitaria en Boruca contó con el apoyo de  directo de ASOBRUNCA, del Programa de Economía Social Solidaria de la Vicerrectoría de Acción Social y de la Escuela de Sociología de la Universidad de Costa Rica, en adelante con la presencia del proyecto de acción social “Apoyo para el fortalecimiento de las redes organizativas de economías solidarias en comunidades seleccionadas de los territorios indígenas de Talamanca y la Región Brunca” a desarrollarse a partir del mes de agosto del presente en apoyo a la red de la Escuela Comunitaria de Sur.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Copyright © 2016 Escuela de Sociología. Todos los derechos reservados.